viernes, 12 de junio de 2009

Tu destino no es mejorar en todo, idiota


Es muy típico arrepentirse de decisiones tomadas en el pasado que acaban metiéndose en el saco de los errores de una vida. Bueno, cada uno se tortura como quiere, no me meto con eso, pero lo que me parece de una prepotencia inconcebible es la que casi siempre es la actitud inmediata: “Ahora lo habría hecho mejor”. ¿Cómo puede uno atreverse a decir eso?

Cuando tomaste aquella decisión, sabías perfectamente lo que hacías, estabas sumergido en la situación, y además, puede que incluso antes fueras más inteligente que ahora. Pero sobre todo, es que el resultado de una decisión no tiene nada que ver con lo bien tomada que haya estado en su momento. Las personas cambian y no siempre para bien, y alguien que piensa que ahora es más clarividente, lista, espabilada y sabia que ella misma en el pasado, es más que sospechosa de no conocerse bien.

¿O es que acaso no sabemos de muchos que anteriormente eran mejores que ahora? ¿es que tú no puedes ser uno de ellos? ¿es que con más edad no se pueden cometer mayores burradas que con menos...?

La gente se valora muy poco en el pasado y mucho en el presente, porque la gente en realidad, es muy tonta ahora mismo.

2 comentarios:

ana dijo...


cuántas veces el tiempo intenta que perdamos frescura, empuje, ilusión, honestidad, sinceridad, reflejos, y seamos más desconfiados...
yo lucho por que no sea así :)

stalkym dijo...

sí no tratamos de hacer algo mejor con el tiempo es bastante deprimente ser simplemente lo primero q se encontraron...es cierto q eso es más fresco, más divertido pero todo el mundo tiende hacia algo, incluso a volver a lo que perdió por el camino...el destino no es mejorar es cambiar simplemente sino sería aburrido...