lunes, 14 de septiembre de 2009

Luchando en serio contra la gripe A


Dadas las alarmantes cifras de posibles infectados y de muertes inminentes, y haciendo caso de lo extremadamente contagiosa que esta nueva cepa de gripe, estos son los ridículos consejos que se han transmitido por parte de nuestras autoridades para reducir el impacto de la pandemia:
- Lavarse las manos.
- Usar un pañuelo para toser o estornudar.
- Limpiar los muebles y ventilar las casas.
- No besar a otras personas ni compartir cubiertos, vasos, etc.
- Y llevar una vida sana.

Tal cual, (puedes consultarlos en http://www.msps.es/servCiudadanos/alertas/recomendaciones.htm) Pero ¿es que no son remedios de andar por casa? A mí me parece que es la más bonita colección de mariconadas que se podrían proponer para que la pandemia más mortal de todas las pandemias de la historia no acabe con nosotros. Estoy por demandar a las autoridades ante las autoridades.

Es que si, dado que el mayor peligro de esta gripe mortal es que es extremadamente contagiosa, ¿no habría que atacarla de la manera más directa posible, evitando los lugares públicos en los que una sola persona contagiada puede transmitir el virus cientos de veces en poquísimo tiempo?
Bueno, pues como creo que sí, estos son mis consejos para evitar de verdad la pandemia en mi país y que Madrid no acabe como en el cartel de “Soy Leyenda”:

- Evitar los transportes públicos: Autobuses, metro, tren, taxi, avión...
- No ir a locales públicos: Restaurantes, cines, estadios deportivos, conciertos, teatros, bares, discotecas...
- No ir de compras a grandes superficies, tiendas de ropa, tecnológicas... todas aquellas en las que la gente manosea, toca y prueba el género.
- No acudir a ninguna celebración religiosa de ninguna confesión.
- Sacar a los jóvenes de las universidades, a los niños de los colegios, los comedores comunes...
- Pasar olímpicamente de cualquier manifestación, convocatoria, reunión... por muy solidaria que sea.
- Y por supuesto: no ir nunca (ni pasar cerca siquiera) a ningún hospital, centro de salud o consulta médica por nada del mundo.

Es que es curioso lo de los políticos: máxima alerta, pero ningún remedio que suponga un solo euro a la economía...


PD: Aclaro que yo personalmente no pienso seguir ninguno de mis consejos... y por supuesto ninguno de los de ellos.

2 comentarios:

Zomas Osborn dijo...

Por cierto, Gladius, hay que ver cómo se afean las fotos con tanta obra en Madrid...

Jaime Elías dijo...

Nos tienes huérfanos de blog.